¡¡Me como el mundo!!

Quien no hace nada malo conscientemente, no tiene miedo de enfrentarse a nada.

Seguidores

Páginas vistas en total

Que genial, que astuto, que indecente, que maravillosamente oportuno

martes, 26 de abril de 2011

Are you sure?

Contarle algo tiene sus consecuencias. Solo conseguirás aliviarte al decirle tal anécdota. Pero por otro lado vienen sus partes negativas. Si es un secreto, será desvelado, o si no, por lo menos no estarás tranquila por miedo de que alguien más se entere. Si es algo malo que te haya pasado, puede que no muestre ni una pizca del interés que esperabas y te sientas decepcionada y enfadada al ver “lo mucho que importas”. Si es algo bueno, te arriesgas a escuchar: “a mi también”, “a mi me pasó lo mismo”, “igual que a mi”, “pues a mi…” y un largo etcétera de palabras agrupadas que muestran arrogancia. Así queda tapada la anécdota que querías contar para que la otra persona muestre su total protagonismo. Te has arriesgado y tienes consecuencias. Esto pasa por no saber callar y por no quedarte las cosas para ti solo. Escóndelas aunque te mueras por dentro o confía en familiares que no te fallarán.
Aunque sabes que eso seguirá sucediendo hasta que aprendas completamente a guardarte tus cosas y no contárselas más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario