¡¡Me como el mundo!!

Quien no hace nada malo conscientemente, no tiene miedo de enfrentarse a nada.

Seguidores

Páginas vistas en total

Que genial, que astuto, que indecente, que maravillosamente oportuno

domingo, 18 de diciembre de 2011

Don't give up!

Los mejores no se rinden, los mejores son aquellos que ganan después de haber luchado contra los demás, contra el mundo, contra ellos mismos y aún así son felices con lo que hacen. Llevan toda la vida sacrificándose viendo como perdían una y otra vez pero nunca se rendían, eran fuertes y la agonía les hacía seguir, porque son increíbles, tienen una fuerza de voluntad sobrenatural y aman lo que hacen, es su vida. Se han preparado durante años, se han caído miles de veces pero han sabido como levantarse, porque cada caída, cada derrota, hace a una persona más fuerte y más madura, más capaz de poder dar un pasito mas, de saber comerse el mundo, de no renunciar pase lo que pase. Son especiales, valoran el trabajo de los demás mejor que cualquier otra persona porque saben lo que es sufrirlo y los ayudan, se sienten identificados.
Son admirables y me hacen ver que puedes conseguir lo que te propongas si realmente te importa, quien se rindió ya lo dio todo por perdido, por eso mismo me opongo, no pienso tirar la toalla y menos ahora, vengo con mas fuerza que nunca, quiero ser mejor, aprender, superarme simplemente a mi misma, soy una verdadera inconformista y eso me hace pedir más y más, no desistir, porque la cara de tonta que se me queda después de correr no me la quita nadie y la satisfacción de hacer lo que más me gusta mucho menos. 

domingo, 27 de noviembre de 2011

se van sin más


Bonitos tiempos aquellos, cada día había cien planes diferentes por cumplir, cada sonrisa tenía mil motivos y las alegrías  eran infinitas gracias a las personas que estaban a mi lado. Los días eran felices, el tiempo pasaba muy rápido sin darme cuenta y ahora mírame, cada día es mas triste que el anterior, en cada situación incomoda del día a día desearía que el tiempo pasase como un rayo y que mi invisible presencia se fuera con el. Antes necesitaba dividirme para no olvidarme de nadie, ahora todo el mundo se olvidó de mi. Los inviernos no eran tan fríos merendando en compañía, ahora se hacen pesados con un triste café solo al lado de mi sofá. Aprendí a competir caminando sin salirme de los cuadros de la calle y ganaba quien llegase antes al final, pero ahora ando despacio mirando al suelo procurando no chocar. Me daba pereza arreglarme y aun mas pensar que ponerme, hace tiempo que eso dejo de ser problema. Ya solo miro el móvil para saber la hora. Antes la carrera era un hobby y ahora que tengo tanto tiempo es mi vida. Me acuesto temprano y tengo tiempo hasta de leer, ya no hay conversaciones infinitas que me quiten las horas de sueño. Era feliz riendo y ahora solo me limito a ver como ríen. Ahora solo canto en solitario en mi bañera y hace tiempo que no tengo fotos nuevas. 
Que rápido pasa el tiempo, como cambian las cosas, como pasan de largo, se pierden en el horizonte y se van.

jueves, 6 de octubre de 2011

forget

Es inevitable, pero olvidamos. Olvidamos que un día cualquiera nos reímos hasta llorar por una tontería sin sentido. Olvidamos aquella mañana en la que nos despertaba nuestra madre con un beso y nos decía ''venga, que tienes examen de matemáticas''. Olvidamos las mariposas en el estómago en el primer día de clase. Olvidamos nuestros cumpleaños de pequeños, los juguetes que nos regalaban y la ilusión que nos hacían. Olvidamos las ganas de comprarnos un globo y llevarlo sujeto por un hilo. Olvidamos las noches sin dormir porque venían los reyes. Lo olvidamos todo, olvidamos la ilusión de ser niños mientras nos obsesionamos por ser mayores, buscando problemas donde no los hay. Viviendo de manera complicada una vida sencilla, que está esperando a que la escuchemos, para contarnos historias que nunca olvidaremos. Cierra los ojos, recuerda, recuerda quién eres, y después, vive.

jueves, 1 de septiembre de 2011

Aprende

Aprendí que los amores eternos pueden terminar en una noche. Que grandes amigos pueden volverse grandes desconocidos. Que el amor no tiene la fuerza que imaginé. Que nunca conocemos a una persona de verdad. Que todavía no inventaron nada mejor que el abrazo de mamá con un, "ya pasó todo pequeña". Que el "nunca más" nunca se cumple y que el "para siempre", siempre termina.

miércoles, 24 de agosto de 2011

Ella manda

Parece increíble que mi cabeza tenga tanto espacio para recordar tantos momentos, para anhelar recuerdos muy bien escondidos. Por muy difícil que se lo ponga, ella sabe muy bien donde encontrarlos y sacarlos otra vez a la luz, y hacer que pregunte miles de ¿por qué?, hace que sea una estúpida ilusa, pero me gusta estar aquí. Me gusta alegrarme por una sonrisilla en un día inesperado, por una conversación intensa, por un halago, por un rayito de esperanza, por pensar: anda mira, puede ser. Y ¿por qué no iba a serlo? porque dicen que quien sigue la consigue, y quien no es capaz de conseguirlo es porque ha perdido la esperanza y no se molesta en seguir permanente, o porque sus sueños han cambiado y no le vale la pena perseguir algo que ahora no le importa. pero mis sueños todavía están claros, estoy unida a ti, no me importa rebajarme ni tragarme un orgullo que nunca debió existir, porque el orgullo solo es de tontos, si quieres algo ve a por ello y no te martirices diciendo: ¿yo por qué?, ¡pues que sea el!. Al fin y al cabo eso no vale para nada, si los dos pensasen así no llegarían a ningún lado. en definitiva, sigo aquí, puede que estancada, no se a que está jugando esta vez mi cabeza, ni tampoco tengo ni la mas minima idea de lo que me tendrá preparado, pero no tengo otro remedio que hacerle caso.

miércoles, 20 de julio de 2011

asquerosa sociedad


La sociedad, esa misma que nos está destruyendo a todos. Amarga a las personas, destruye familias, rompe ilusiones, deseos, proyectos, intereses, alegrías, diversiones, a ti mismo... Cada pieza que usamos para construir nuestra vida cada vez se tambalea más. A veces caen algunas y así poco a poco dejan al descubierto otras que forman los pilares centrales. En la mayoría de los casos estos pilares caen. Destrozan los sueños de personas con edad de imaginarse un verano en la piscina de su futura casa, viajando a los lugares más recónditos con playas de arena fina, cataratas sin fin y enormes rascacielos. Nos obligan a vivir acobardados, con miedo, sin salida. Encerrados como ratas que caen en la más tonta de las trampas. Para poder disfrutar de una vida digna, en la que supuestamente eres feliz, no se lo que hace falta, gente que tiene suerte y otras que no, que ironía eso de la igualdad, eso de que siembras lo que recoges. Casos que parecen tan lejanos, rápidamente sin darte cuenta, son los que tienes en la puerta de tu casa y no te lo crees hasta que se convierten en afirmaciones, en hechos que te incumben y, sí, esos pilares caen.
Ahora bien, ¿Que el dinero no da la felicidad? Rara negación, cuéntasela a aquellos que lo necesitan para sobrevivir.

miércoles, 11 de mayo de 2011

En la vida no puedes controlar lo que sientes o lo que te pasa en cada momento. No puedes disimular tu estado de ánimo porque si no, no serías tú. Tendrías una máscara que taparía tu verdadero "yo". Hay que saber adaptarse a cualquier circustancia, cierto, pero también debemos mostrarnos tal y como somos y tal y como nos sentimos.
En muchos momentos de la vida te sientes tonta, estúpida. Miles de veces deseas cambiar pero no hay ninguna manera y lo sientes, porque no te perjudica a ti misma, si no también a los que te rodean.

martes, 26 de abril de 2011

¡Suerte es el nombre que se le da al éxito de los demás!

Night. Imagine

En noches como estas en mi cama todo está en silencio y se me ocurren mil cosas que hacer.
Imagínate ir a estas horas de la noche a la playa sola o en compañía, donde lo único que se viese fueran las estrellas en el cielo y el reflejo emitido por ellas. Me sentaría en la arena o me tumbaría, como estuviese más cómoda y sentiría la arena en mis pies. Cogería un montón y la dejaría escaparse entre mis dedos mientras noto pasar fríos los granos. Agudizaría el oído y cerraría los ojos. Solo sería consciente del ruido de las olas y de la brisa. No habría nadie que interrumpiese tal melodía.
También me gustaría tumbarme en mi cama y leer un libro tras otro cuando solo se escucha mi respiración y las hojas pasar. No se oiría a nadie, todos dormirían y aprovecharía para tomarme un baño relajante. Llenaría la bañera de agua caliente con delicadeza, me metería dentro y después introduciría una bola de baño para que tintara el agua de diversos colores y me ayudaran a encontrarme a solas con mis pensamientos. Le daría muchas vueltas a las cosas detenidamente y saldría del baño lista para adentrarme en un profundo sueño del que no quisiera despertar.

Are you sure?

Contarle algo tiene sus consecuencias. Solo conseguirás aliviarte al decirle tal anécdota. Pero por otro lado vienen sus partes negativas. Si es un secreto, será desvelado, o si no, por lo menos no estarás tranquila por miedo de que alguien más se entere. Si es algo malo que te haya pasado, puede que no muestre ni una pizca del interés que esperabas y te sientas decepcionada y enfadada al ver “lo mucho que importas”. Si es algo bueno, te arriesgas a escuchar: “a mi también”, “a mi me pasó lo mismo”, “igual que a mi”, “pues a mi…” y un largo etcétera de palabras agrupadas que muestran arrogancia. Así queda tapada la anécdota que querías contar para que la otra persona muestre su total protagonismo. Te has arriesgado y tienes consecuencias. Esto pasa por no saber callar y por no quedarte las cosas para ti solo. Escóndelas aunque te mueras por dentro o confía en familiares que no te fallarán.
Aunque sabes que eso seguirá sucediendo hasta que aprendas completamente a guardarte tus cosas y no contárselas más.

sábado, 16 de abril de 2011

Querer

Solo quiero que respeten mis decisiones, quiero sentirme libre, libre sin miedo de comentarios ajenos respecto a los actos que realice. Quiero que las cosas bien hechas tengan su recompensa y también quiero que las cosas mal hechas sean avisadas para mejorar, no para exigir; todos nos equivocamos alguna vez. Simplemente quiero hacer lo que quiera, sin que nadie me planifique mis días o controlen cada movimiento para después ser criticados. Quiero quitarme pesos de encima, ser tan feliz como me gustaría, aunque me conformo con un poquito más de lo que ahora soy. No quiero depender de nadie ni que nadie dependa de mi. Quiero saber regalarme tiempo y empezar cosas que siempre que querido hacer. Quiero que desaparezcan por un momento las preocupaciones por los demás, por lo exterior y mirar por mí misma que de vez en cuando es muy necesario. Quiero cambiar muchas cosas, empecemos por mí.

domingo, 27 de marzo de 2011

Fuera de lugar

¿Nunca te has sentido fuera de lugar? Es una de las peores situaciones, ya que estas con mucha gente pero solo a la vez. Quieres desaparecer, huir, no haber llegado, ocultarte, volver a casa... pero ya no puedes hacer nada. Lo que más angustia a una persona en esta situación no es que no le tengan en cuenta, si no que sea justo lo contrario y le pregunten mil y una vez; "¿qué te pasa?". ¿Qué se le responde a eso? No tiene una respuesta, porque el problema viene de ti mismo. De estar con personas que se transforman delante de otras pero no puedes cambiarlas porque son así. De gente que quiere llamar la atención, no valoran realmente lo que tienen al lado y solo se preocupan por quien esté enfrente. Es un ejemplo de egocentrismo desde mi punto de vista. Alguien que quiere llamar la atención a toda costa sea como sea, haciendo lo que sea. Una situación en la que te encuentras al margen de la otra persona que te a eclipsado y no deja que la atención sea de nadie más.
Y ahora bien, ¿qué hacer en estos casos? Aguantarte, así de claro. Nadie tiene la culpa de que la otra persona sea así y ahora te toca a ti crecerte. Sonreír, interesarte, no pasar del tema ni quitarte de en medio. Aún quedan personas a tu lado ¿sabes? y lo mejor es quedarte con ellas y tomarlas más en cuenta porque nunca sabes cuándo te puede tocar a ti ponerte en ese lugar. Así que afronta el problema como puedas y mantente a flote. Eso dice mucho de una persona.

miércoles, 23 de marzo de 2011

Estoy dispuesta

No hay ningún problema que deba inquietarte. ¿Piensas que todo te sale mal?¿Has tenido un mal día? A la mínima lo primero que se te pasa por la cabeza es "vaya mierda de vida", pero te equivocas. Tu problema es insignificante comparado con toda la vida que te queda por delante. Piensa en un futuro, mírate con tus hijos preparándolos para el primer día de clase, ¿no es bonito?. Enfoca tu vista en el futuro, tómate un baño, quédate sola hasta que se te pase, regálate tiempo que seguro que lo necesitas, no le des más vueltas al tema, piensa en vidas ajenas y mira que grandes son sus problemas comparados con los tuyos aunque eso sea un consuelo de tontos. Todo problema tiene solución, a esta edad hay que disfrutar de cada tontería; excursiones, fiestas, amores, amigos, conocidos... y así podría continuar enumerando, mi madre siempre me dice "¡ojala pudiera tener tu edad y montármelo como tu haces! ¡aprovecha ahora que puedes!" y es una verdad como un templo, un mismo momento no pasa dos veces. Además con el tiempo todo irá cambiando para serenarse y convertirse en monotonía. Encontraremos un trabajo, un marido, una casa, tendremos hijos... ¿y con eso qué tiempo libre te queda?, ya no podrás repetir todo lo que antes hacías. Quedan amigos por conocer y otros que realmente no lo son los vas a perder. Puede que pasen por tu vida muchos hombres pero solo uno se quedará a tu lado. Todos tenemos virtudes, mejóralas para que te reconozcan por ello e intenta hacer pequeños tus defectos. No llores, y mira que te lo dice alguien que llora por lo más mínimo, aunque realmente, hazlo si quieres. Llorar es bueno en muchos momentos y hasta que no pasas por las situaciones varias veces no dejarán de caer gotas por tus mejillas.
Ya estoy lista, se seguir adelante, estoy dispuesta a comerme el mundo de un solo bocado, porque tengo gente que me apoyan, gente que no; me da igual, soy feliz con ellas, eso es lo que me importa y ya soy consciente de que en el peor de los casos se pueden dar traiciones en cualquier momento. Conozco a una niña desde hace muchísimo tiempo que desde que la conocí con la un “¿Quieres ser mi amiga?”  se convirtió en alguien realmente importante y es un gran pilar en mi vida. Tengo una familia increíble, son los mejores, les cuento absolutamente todos mis secretos y me río a carcajadas con cada una de sus locuras. No tengo a ningún chico en mente pero no me hace falta, tengo para eso toda una vida. Soy feliz con cada cosa que me gusta hacer, y lo digo más chula que un ocho, pero tumbado, ya que estoy dispuesta a sobrepasar los límites del infinito. La vida merece la pena, créeme y recuerda estas palabras cada vez que te avergüences de la tuya.
Después de tantas razones, ¿estas seguro de que quieres estar mal?
El futuro es ahora, ¡vívelo!  

Lonely

Entraron y no oyeron ni un ruido, nada, solo silencio. Todo está oscuro, no entra nada de claridad. En el fondo del pasillo hay una habitación de la que sale un hilo de luz por la puerta entrecerrada. Una niña estudia sin detenimientos. Lleva encerrada bastante tiempo.
Al mediodía sus padres decidieron salir, volverían muy tarde. Ella estaba deseando que se fueran, necesitaba un respiro. Cerraron la puerta de un golpe y se sintió libre, ya que podría hacer lo que quisiera y además su hermana estaba fuera ese fin de semana. Era un sábado y todos sus amigos habían salido, estarían divirtiéndose en cualquier lugar mientras ella aburrida no sabía que hacer. Por si fuera poco tenía un examen en breve y lo que menos le apetecía era estudiar. Después de tantas quejas, decidió no hacer nada. Encendió su ordenador y se conectó para ver si había alguien con quien hablar o si encontraba alguna novedad o algo que le entretuviese. Nada, todos estaban en la calle y no había nada por lo que se decantase, nada que le llamase la atención. "¿Por qué no habré salido? Sabía que al final no estudiaría... Ahora estoy aburridísima y no tengo ni idea de lo que hacer". Cuando te obligan a estudiar, cualquier tontería es buena para entretenerse y deseas acabar los exámenes para poder continuar con eso que ahora no deberías estar haciendo. Por otro lado, cuando tienes todo el tiempo libre del mundo, lo que antes te parecía increíble ahora te da pereza hacerlo.
Finalmente decidió ver una película, una de esas tantas que tenía en una lista que nunca acababa. Anocheció, estaba sola y eso era insoportable. No escuchar el ruido de su madre en la cocina, ni la televisión en el salón o los gritos y juegos de su hermana aumentaron su triste estado de ánimo. Decidió ir a la cocina a tomar algo a ver si así se le pasaba. Sacó la sartén y se preparó un perrito aunque tenía tan poca experiencia en la cocina que le costó hacerlo. Cuando pensó que estaba en su punto le echó ketchup y mostaza y cogió una bolsa de patatas fritas. Después se acercó a la nevera y cogió un yogur desnatado de frutas para compensar lo anterior, decía ella. Empezó la película y conforme iba pasando el tiempo se sentía peor por no haber estudiado nada. Al final cuando terminó lo apagó todo, lavó los platos y cubiertos y se encerró en su cuarto dispuesta a concentrarse. Deshizo su cama, encendió la lamparita de la mesita de noche y empezó a estudiar hoja por hoja hasta que sus padres llegaron.

martes, 22 de marzo de 2011

Abuelos

Abuelos, tan mayores pero saben tanto. Cada uno es un libro, una historia sobre lo que han vivido, guerras, hambre, errores de los que han aprendido y murallas que se les han plantado en medio de su camino. Vivieron como pudieron, después tuvieron hijos y los trataron con todo el cariño del mundo, los querían más que a su propia vida y darían lo que fuera por ellos como cualquier padre hace con sus hijos. Más tarde nacieron los nietos y viven felices pudiéndoles ver crecer sanos y fuertes, desde que eran bebés hasta hoy. Hasta el día en el que la vida decide que uno de los dos debe irse a un lugar mejor... y es cuando se vuelve más complicada para la persona que se enfrenta con la soledad. Esta persona está en su casa haciendo croché, viendo la tele y mirando como el perro que es su única compañía juega tontamente dando vueltas por el jardín. Y así se pasa días y días esperando a que llegue algo, una novedad que acabe con tanta monotonía, la soledad es mala compañera. Compra golosinas para sus nietos y dulces para sus hijos cada día, esperando que de un momento a otro lleguen, pero no es así. Pasan días y días y solo ve a uno de sus hijos constantemente que va a su casa para arreglar cosas del trabajo. Así hasta que rara vez aparece el coche de su hijo que vuelve para encargarse de su trabajo, pero la abuela que está observando como el coche aparca en el mismo lugar de siempre se percata de que en el coche hay alguien más. Dobla el entrecejo y tapa el sol con la mano para poder ver quién es. Salen del coche los dos cuerpos y en ese momento distingue el segundo. Se trata de su nieta, hacía incluso meses que no la veía. Con tanta ilusión, la abuela va corriendo a su encuentro. Pasa por el portón, la saluda y le repite la frase que siempre le dice, "¡que mayor estás!", "¡que alegría verte, no te esperaba por aquí!". Y le da miles de besos. A continuación entran, le ofrece asiento a su nieta y le cuenta como está, su dolor de piernas, cotilleos del barrio... Y suelta comentarios que no se te borrarán nunca. "Le pido a Dios que me lleve pero no me hace caso, ¡yo ya no sirvo aquí para nada!, ¡solo les traigo problemas a los demás y a mi misma!" En ese momento no sabes que responder. Te quedas callada y bajas la mirada. Intentas cambiar de tema, acaricias al perro que pasa por allí olfateando e intentas preguntarle por cualquier otra cosa. Llega la hora de irse y te pide que le cojas algo del cajón, que seguro que tienes hambre. Se lo niegas, acabas de comer y no te apetece nada aunque después acabas aceptándolo. Te despides de ella y subes al coche mientras te dice adiós con la mano, "dale un beso a tu madre de mi parte". De camino a casa tu padre pregunta, "¿por qué coges esos dulces si no te los comes? Con razón se gasta tu abuela el dinero tan rápido, si solo se lo gasta en tonterías." El coche se queda en silencio y solo se escucha el motor y el ruido de fuera, piensas una respuesta y le contestas " Ella es feliz así, por mucho que quieras va a seguir comprándolos día tras día. Qué mejor que aceptarlo y valorar lo que hace por los demás; somos lo único que le queda."

sábado, 19 de marzo de 2011

Vidas

Andando por la calle miro a las personas que pasan por alrededor y me imagino qué será de sus vidas, a dónde irán, como serán sus casas, su familia, trabajo... Mira ese hombre de allí, lo conozco desde hace mucho tiempo, que cambiado está. Descuidado, con unos pantalones de chándal muy usados y un jersey con muchas bolillas. Sus pelos canosos más largos cada vez y sin ningún cuidado, y esas gafas tan antiguas que lleva desde siempre. Sale del aula y se fuma un cigarrillo como hace siempre. Tiene la mirada perdida, como si estuviera pensando en muchas cosas a la vez. Pasan diez minutos y entra en el aula, llega tarde como de costumbre. Su alumno le está esperando con las partituras en el atril y la guitarra ya colocada. Se sienta y le afina la guitarra. Después toca, una canción y otra más, se mete en el papel como si fuera un auténtico profesional y acompaña cada gesto de su cara con la melodía, supuestamente está comprobando si la guitarra ya está bien afinada. Cuando acaba le sonríe al niño al ver su cara de admiración. Es una de las pocas alegrías que tiene en su día a día. No me lo imagino con mujer, ya que además no lleva ninguna alianza, vive para la música. Piensa en salir de ahí, llegar a ser algo más, encontrarle sentido a su vida. Algo que lo haga feliz, pero no sabe dónde encontrarlo ni por donde empezar a buscar.

jueves, 17 de marzo de 2011

Dime donde

¿Amores eternos? Quiero saber dónde están, quiero verlos y conocer su historia. Quiero que no me hagan creer cosas inexistentes. Amores duraderos como el de esa pareja, el de aquella...¡mentira! No todo es de color de rosas ni hay un príncipe azul que se coloque a su princesa cada mañana en la almohada. No hay amores de verano tan perfectos cómo dicen, de esos que aparecen en tu mismo viaje con el que compartes tu vida entera, ni caballeros que te salvan en los momentos más difíciles. Siempre me han estado hablando de historias de amor que tienen un final feliz, no tienen secretos, se complementan a la perfección, son como amigos con la única diferencia de que se quieren como algo más. Me han contado historias en las que la mala quedaba sustituida por la buena, que por ser así conseguía lo que quería, y encima topaba con el chico de sus sueños. Todo mentira, ¿donde está? porque yo por más que miro no veo nada.

miércoles, 16 de marzo de 2011


Cuando alguien a quien quieres se te va, intentas detenerlo con las manos, y esperas poder atrapar así también su corazón. Pero no es así. El corazón tiene piernas que no ves.
-         Me las pagarás.
Pero el amor no es una deuda que saldar, no regala créditos, no acepta descuentos.

lunes, 14 de marzo de 2011

Largo y profundo

Correr. Hacer lo que más me gusta. Luchas contra ti mismo, contra el tiempo y la distancia aparte de que después quieras competir contra otros. Es agónico pero despues tienes una recompensa y vas obteniendo resultados. Me encanta, voy a pasarme toda la vida corriendo, porque después ves a los demás, a los que han convertido correr en un estilo de vida y quieres ser como ellos. Todo a su debido tiempo. Es cansado, de mucho esfuerzo y entrenamiento constante. Corres si llueve, si hace mucho calor, si hace mucho frío, en verano, en invierno, te apetezca o no. Después empiezas tu entrenamiento y te puedes encontrar con dolores, respiración inapropiada, calor o frío... miles de cosas que intentas corregir para la próxima vez si están en tu mano, contra las que luchas con el fin de hacer los kilómetros que te has propuesto o conseguirlo en un tiempo marcado. Recorres el mismo sitio de siempre, mucha gente se queda con tu cara o te miran al pasar corriendo y te sientes orgullosa por hacer lo que te gusta e ir desentonando con los demás. Es increible la motivación que una carrera te da. Nada más llegar te colocas el dorsal y te acercas a la salida mientras pasan por al lado más y más gente preparándose. Divisas gente de un club, de otros, algunos te suenan de vista de otras carreras y hay otros a los que ya incluso conoces. Te das cuenta de que está aquella que llevabas en los talones, al final te adelantó y te quitó tu puesto y comentas sobre ella, "esta vez no va a escapar". Te colocas con los demás esperando el pistoletazo de salida y no puedes evitar agobiarte cuando todo el mundo avanza y ves que tú no puedes por culpa del montón de gente que está delante. El pelotón se despeja y poco a poco a lo largo de los kilómetros te vas sintiendo mejor y llevas una respiración y ritmo constantes. Vas dejando detrás a unos y otros te adelantan a ti. Voy siguiendo las indicaciones que me da mi padre, "arrímate a la izquierda", "acuérdate que la línea recta es la distancia mas corta", "¿Vas bien?", "afloja que te vas a defondar", "sabrás que estás corriendo bien cuando no escuches tus pisadas", "vamos a aligerar y adelantamos a este que lleva delante todo el camino", "no pienses que estás cansada, se positiva, así seguirás bien, es psicológico"... y así se te van pasando mientras por la cabeza miles de cosas; cuanto faltará, cuanto tiempo llevaré, quien quedará todavía detrás, etc. De pronto uno de los espectadores de la carrera que hay por la calle te grita: "¡Vamos niña que ya te queda menos de la mitad!". "Menos de la mitad, uf... Pero sigues con las fuerzas que te quedan, hace tanto calor que desearías haberte puesto otra cosa y todo en lo que piensas es negativo. "El último kilómetro, vamos que solo queda esta subida", me dice mi padre que ha estado todo el rato al lado. "¡¿Subida?!, dios mio lo que faltaba". Aún así no te detienes, ves como hay gente que se rinde y sigue andando, pero no quieres parar, he venido a correr esta carrera y la acabaré corriendo aunque sea lo último que haga. Cada vez hay más y más gente viendo como llegan los corredores y cómo se aproximan a la meta. "El último esfuerzo". Te lanzan vítores y te motivan. De modo que sacas fuerzas de donde ya no quedan, quieres quedar bien delante de todos aunque no tengas ni la más remota idea de quienes son y haces un sprint para terminar en condiciones y adelantar a unos pocos rezagados. Después no sabes ni donde estas, solo se te pasa una cosa por la cabeza, "por fin". Miras el tiempo, estiras, te pones algo de abrigo aunque estes asquerosamente sudada y esperas a que entreguen los premios y a ver los sorteos por si te tocara, aunque es absurdo ya que sabes que nunca eres el afortunado. Después de esto te subes en el coche y vas pensando en cuándo volverás a ir a entrenar, "serán más duros", "iré mañana mismo". "Quiero ser mejor". A esto se le suman los ánimos de la gente que tienes a tu lado y deseas con muchas ganas hacerlo cada vez mejor. Me encantaría apuntarme a un club y entrenar horas y horas haciéndo lo que alguien me mande. Tener compañeros con los que picarte por ver quién es mejor que quién, conocer a gente que comparte tus mismos gustos, que son como tú. No se como me puede gustar tanto una cosa, será por eso de que quiero hacer las cosas cada vez mejor y me gusta superarme y luchar contra mi. Es algo que por mucho que escriba y explique nadie va a entender jamás hasta que se ponga en mi piel.

sábado, 12 de marzo de 2011

Cold...

Fría, fría como la nieve, como el invierno, no he aprendido a ser así, es algo que viene de fábrica. Algunas veces lo odio, todo me viene mal. Todo tiene que ser perfecto, sin ningun fallo ni imperfección, si no, no vives cada momento como deberías, estas pendiente de cada mínimo detalle. Siendo así, para mi es frustrante que algo vaya mal o que simplemente algo no salga bien, si haces un esfuerzo, se espera una recompensa y si esta no llega, uno se siente defraudado y cada vez que esto ocurre se me viene el mundo abajo. En muchos casos pareceré lo que tu quieras creer, júzgame como quieras. Me verás como una borde, sosa, seca, fría. Pero soy así, hasta que todo no marcha bien yo tampoco. Soy una verdadera inconformista, realista.

martes, 8 de marzo de 2011

Y comprender que tal vez amar es otra cosa. Es sentirse ligeros y libres. Es saber que no pretendes apropiarte del corazón del otro, que no es tuyo, que no te toca por contrato. Debes merecerlo cada día. Y se lo dices. Se lo dices a él. Y eres consciente de que hay respuestas que quizá deben cambiarse. Es preciso partir para volver a encontrar el camino.


domingo, 6 de marzo de 2011

Tanta verdad...

No te preocupes por el futuro. O preocúpate, sabiendo que preocuparse es tan efectivo como tratar de resolver una ecuación de álgebra masticando chicle. Lo que si es cierto es que los problemas que realmente tienen importancia en la vida, son aquellos que nunca pasaron por tu mente, de esos que te sorprenden a las cuatro de la tarde de un martes cualquiera.

sábado, 26 de febrero de 2011

Héroes

Es más fácil vivir creyendo que tienes una posibilidad, porque si no sale bien ya no tienes nada. A eso es a lo que tienes miedo, a que no salga bien, a no tener nada. Pero las verdaderas historias de amor ni son fáciles, ni se hacen solas... Las verdaderas historias de amor, son para los héroes.

jueves, 24 de febrero de 2011

martes, 22 de febrero de 2011

ellos triunfan


Un día mi padre me enseñó que solo triunfan en esta vida aquellos que son constantes día a día. Personas que si quieren algo van a por ello y no dejan escapar ni una oportunidad por pequeña que sea. Aunque la meta parezca lejana, aunque lo que quieras conseguir parezca difícil no abandones, se persistente. Porque una piedra es más dura y más fuerte que una gota de agua ¿Verdad?, pero aun así la roca puede romperse si la gota de agua cae constantemente durante mucho tiempo sobre ella. Nada es imposible, no lo olvides.

sábado, 19 de febrero de 2011

Do you remember?

Hola, ¿Aun recuerdas como nos conocimos?
Vagamente y por pequeños momentos recuerdo el primer “¿Como te llamas?, y tu… ¿Cuantos años tienes?”, no me preocupa sinceramente, sabes que a ti tampoco, intento pensar que nuestros caminos se cruzaron por el simple hecho de que tenia que conocer tu sonrisa, tus grandes o pequeños defectos, tus tristezas, tus tan placenteras alegrías, tus besos.

miércoles, 16 de febrero de 2011

Tengo ganas

Tengo ganas de reírme a carcajadas sin tener motivo, de ir por la calle sonriendo mientras recuerdo buenos momentos, de no acordarme que paso ayer ni de como volví a casa, de cantar bajo la lluvia y correr sin rumbo, tengo ganas de besar sin miedo y cometer locuras para luego arrepentirme, tengo ganas de bailar con la fregona imaginándome que es un príncipe azul, ¡tengo ganas de soñar! ¡Soñar despierta!, ganas de sentirme la persona más feliz del mundo.

No se vive de recuerdos

Es asombrosa la capacidad que tenemos de hacernos creer a nosotros mismos que algo ha sido olvidado. De dejar de sentir, de hacer como si no existiese, como si nunca hubiese habido nada. La capacidad de convencernos a nosotros mismos de que ya no pensamos en ello, de que si estuvo lo hizo en un pasado, que el presente se construye con los recuerdos, pero nunca se vive de ellos.

lunes, 14 de febrero de 2011

Mientes


-Te quiero a ti...
-No, no es verdad me tuviste y preferiste a otra, me tenias y me abandonaste...solo parece que me quieres cuando no me tienes y lo que te gusta es la conquista...

I miss you

-Me gustaría hablar contigo...
-
¿Sobre qué?
-Sobre cualquier cosa, solo quiero o
írte.

viernes, 11 de febrero de 2011

No lo vuelvas a decir...


Sólo eres uno más; un idiota más que dicen que te quieren, pero se lo dicen a la primera que se les cruza. Hoy dices que me quieres, mañana posiblemente se lo dirás a una supuesta amiga, y le harás lo mismo que a mí; la diferencia será que ella lo hará por que sí, sin darle importancia. Pero yo en cambio lo hice por que te quería, ¿así es como te gusta demostrar las cosas?
+ Pero si yo te....
- No me lo vuelvas a decir, nunca vuelvas a pronunciar esa maldita frase; porque sabes que si la vuelves a decir, caeré rendida a tus pies...

miércoles, 9 de febrero de 2011

Así es

Escucha atento, porque estas serán las últimas palabras bonitas que te voy a dedicar. No, para nada, no quiere decir que te vaya a olvidar. Es imposible, no me siento capaz. Lo único que quiere decir es que ya no seré la tonta que te espera, la que se ilusiona con tus sonrisas y la que cuenta las horas para verte. Vas a dejar de ser mi mundo. Voy a dejar de pensar en ti cuando escucho canciones, voy a dejar de escribirte textos a las 3 de la mañana simplemente porque no puedo dormir pensando en ti, voy a dejar de depender de mis conversaciones contigo, que me sonrías o no va a ser cosa tuya, voy a dejar de pretender ser como creo que te gustaría que fuera. Porque nunca vas a escuchar esas canciones conmigo, porque nunca vas a leer los textos que te escribo, porque tú no vas a pensar en mi antes de irte a dormir, porque tus conversaciones conmigo no son especiales, sólo son conversaciones, porque que me sonrías o no, o que yo te sonría a ti, eso te da igual, son solo sonrisas de amigos, porque aunque pretenda ser ella nunca te vas a fijar en mi, nunca vas a ser mío, siempre serás suyo. Así que lee esto, escucha atento lo que voy a decirte, esto que vas a leer van a ser las últimas frases que voy a escribir por ti. Siendo completamente sinceros, probablemente no llegue a hacer nada de esto. Porque no sé como olvidarte, cómo mirarte sin que me tiemblen las piernas, cómo hacer que mi mundo deje de girar entorno a ti, cómo verte como un amigo más si lo que siento por ti es tan grande que me quedaría sin voz si intentara gritarlo. No tengo la más remota idea de cómo hacerlo, créeme. Pero tengo que intentarlo. Voy a pintar mi cuento de colores, aunque sea sin ti. Porque no me quedan fuerzas para intentar construirte un mundo que no quieres venirte conmigo a conocer. Gracias por devolverme la sonrisa, aunque tú no lo sepas. Ahora y siempre... Te quiero

¡Se realista!


La vida es un velero que convierte navegar en un reto.
El pesimista se queja del viento,
el optimista espera a que cambie
y el realista ajusta las velas.

jueves, 3 de febrero de 2011


Entonces, la chica le da un beso, el famoso y esperado beso. Al terminar el chico le pregunta:
- ¿Por qué yo?
- Por verme cuando yo era invisible.
Que no se acostumbre el pie a pisar el mismo suelo.

martes, 1 de febrero de 2011

No sé en qué momento llegas a olvidar a una persona de forma total... cuando olvidas su cumpleaños, su película favorita, y todo eso que relacionamos casi sin querer con alguien en particular. No, definitivamente no podemos olvidar. Sólo negamos hechos. Desconectamos. No todo pasa como dicen, no todo pasa y se olvida. De alguna forma siempre quedan los restos.

lunes, 31 de enero de 2011

sábado, 29 de enero de 2011


Levántate con una sonrisa, siempre con una sonrisa, tarde o temprano pero con una sonrisa, ponte lo primero que cojas y sal a la calle, grita si tienes ganas, corre si lo prefieres o da un paseo lento guiñándole el ojo al primer chico guapo que pase, y después sonríele, siempre sonríe.
Coge tu ipod o tu mp3 tu discman si lo prefieres, por muy antiguo que sea, pero escucha música, ponlo a toda voz y canta por la calle sin miedo, si alguien te mira extraño, le sonríes, siempre sonríe.
Pasa de la gente y de sus movidas, cuando te juzguen sin conocerte, ríete de ellos.
Cuando pasen de ti, pasa tu más de ellos, cuando te tiren un beso, tírale tu dos...
cuando te insulten, sonríele, siempre sonríe.
Porque lo que tienen es envidia... Envidia de que seas capaz de salir con una sonrisa a la calle, a pesar de todo

jueves, 27 de enero de 2011


Ríete de todo, siente, llora, salta alto muy alto, cae y levántate de nuevo, piensa y haz las cosas sin pensar, sonríe cada vez que te mires al espejo, sigue las reglas no demasiadas veces... haz lo que sientas en cada momento ¡¡Vive con todo lo que vivir conlleva!!

Why?

¿Porque será tan difícil para el corazón despedir al que se va?
¿Y tan fácil acoger a alguien que luego se marchará?

miércoles, 26 de enero de 2011

Todo lo que siento por ti solo podría decirlo así.

Y cuando llega el nuevo día me juras que cambiarías pero vuelves a caer. Te dolerá todo el cuerpo, me buscarás en el infierno porque soy igual que tu.

lunes, 24 de enero de 2011

He venido aquí esta noche porque me he dado cuenta de que quiero pasar el resto de mi vida con alguien. Y quiero que el resto de mi vida empiece ya.

“Nunca has estado allí, nunca has contemplado ese maravilloso techo... No sabes lo que es despertarte junto a tu mujer y ser plenamente feliz... No sabes lo que es estrechar a un amigo en tu regazo y verle exhalar el último suspiro... Nunca has mirado a una mujer y te has sentido totalmente vulnerable... sintiendo que Dios ha puesto un ángel y amarla para siempre, a través de todo, a través del cáncer. Y tu nos sabes lo que es dormir sentado en una habitación de hospital durante dos meses, tomando su mano, porque los médicos han podido ver en tus ojos que las palabras “horario de visitas” no se te pueden aplicar. No sabes verdaderamente lo que es perder a alguien, porque eso sólo ocurre cuando amas a alguien más que a ti mismo. Dudo que hayas amado a alguien de ese modo. Cuando te miro no veo a un chico inteligente, veo a un niño lleno de miedo... Eres huérfano,¿verdad? ¿Piensas que puedo saber lo dura que ha sido tu vida, lo que sientes, quién eres simplemente porque hayas leído Oliver Twist?... Si quieres hablar acerca de ti, acerca de quién eres, estaré fascinado... Pero no quieres hacer eso, ¿verdad? Estás aterrorizado sobre lo que puedas decirme. Tú mueves, chaval”.

sábado, 22 de enero de 2011

I like it

Me gusta reírme contigo, y me gusta que me mires al reírme. Que así compruebes que soy feliz, mejor dicho, que me haces feliz. Me gusta oir el teléfono justo un minuto antes de que yo te llame, me gusta que te acuerdes de mí cuando yo no estoy, me gusta que sonrías al ver o escuchar mi nombre. Me gusta que me pienses en canciones, palabras y rayos de sol. Me gusta que me lleves lejos, que me sorprendas, que quieras quererme. Me gusta ver peliculas solo porque a ti te gustan, me gusta que pongas todo de ti por hacerme sentir bien.  
Me gusta la ilusión que vuelcas en cada segundo en que estás conmigo. Me gusta que seas consciente de lo que necesito minuto a minuto, y desees ser tú esa persona.

viernes, 21 de enero de 2011

Vive el momento

Yo no puedo hacer más. No hay nada que este en mi mano y que pueda cambiar las cosas como yo las quiero. Con el tiempo irán cambiando para bien o para mal, y sea lo que sea me aguantaré con eso, porque por algún motivo han acabado siendo así. Pero, ¿y mientras?, ¿darme por vencida y menospreciarme a mi misma día a día por no conseguir lo que quiero? Creo que no eh, que voy a vivir cada minuto lo más intensamente que pueda, disfrutare con todo lo que haga, me seguiré ilusionando por cualquier cosa por muy pequeña que sea, sonreiré por lo que estoy viviendo, intentaré ser lo mejor amiga de mis amigas que pueda; intentare ser mejor persona en sí. Porque, esto es lo que tengo, no hay nada más. Y cuando menos me lo espere, cuando me de cuenta habrá pasado mucho tiempo, habré cumplido los 16, los 17, los 18… estudiaré fuera o en otro sitio y todo será nuevo. La vida de uno en sí cambiará. La gente será diferente y empezaré de cero, como volver al principio con la experiencia del pasado que ahora estoy formando. 

miércoles, 19 de enero de 2011

Recuerdos

Hay muchos tipos de recuerdos. Estan esos que no quieres volver a recordar, esas cosas que te hicieron daño y no quieres que vuelvan a aparecer; aunque todo es mucho más fácil si te haces la idea de que de cualquier cosa se aprende. No vale darle la espalda a las cosas que no queremos, hay que afrontarlas y ponernos el camino cada vez más difícil por si tenemos que pasarlo por segunda vez llevar ya la experiencia.
También están los buenos recuerdos, esos de cuando eras chica y no te preocupaban tantas cosas como ahora; ordenador, movil, amigas, niños, estudios etc. Esa añoranza al recordarlos, querer volver de nuevo al pasado y volver a ser una niña de 5 años. 
Están los recuerdos que jamás podrás olvidar. Aquellos que de vez en cuando vienen a tu cabeza y podrías describir con total claridad por mucho tiempo que hubiera pasado. Como ese primer beso, esa cita, esa tarde con tus amigas, aquel viaje con tus padres, esa fiesta donde te reíste más que nunca. 
Ahora solo son recuerdos, pero estan hechos para eso, para ser recordados, no se pueden volver a vivir, no puedes volver atrás o maldecirte por que las cosas ahora no sean así; solo debes crear nuevos recuerdos de los que en un futuro te acordarás y sonreirás al pensar en ellos.

martes, 18 de enero de 2011

Lo mas bonito...


Puedo escribir los versos más tristes esta noche. Escribir, por ejemplo: "La noche está estrellada, y tiritan, azules, los astros, a lo lejos." El viento de la noche gira en el cielo y canta. Puedo escribir los versos más tristes esta noche. Yo la quise, y a veces ella también me quiso. En las noches como ésta la tuve entre mis brazos. La besé tantas veces bajo el cielo infinito. Ella me quiso, a veces yo también la quería. ¡Cómo no haber amado sus grandes ojos fijos! Puedo escribir los versos más tristes esta noche. Pensar que no la tengo. Sentir que la he perdido. Oír la noche inmensa, más inmensa sin ella. Y el verso cae al alma como al pasto el rocío. ¡Qué importa que mi amor no pudiera guardarla! La noche está estrellada y ella no está conmigo. Eso es todo. A lo lejos alguien canta. A lo lejos. Mi alma no se contenta con haberla perdido. Como para acercarla mi mirada la busca. Mi corazón la busca, y ella no está conmigo. La misma noche que hace blanquear los mismos árboles. Nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos. Yo no la quiero, es cierto, pero cuánto la quise... Mi voz buscaba al viento para tocar su oído. De otro. Será de otro. Como antes de mis besos. Su voz, su cuerpo claro. Sus ojos infinitos. Ya no la quiero, es cierto, pero tal vez la quiero. Es tan corto el amor, y es tan largo el olvido. Porque en noches como ésta la tuve entre mis brazos, mi alma no se contenta con haberla perdido. Aunque éste sea el último dolor que ella me causa, y éstos sean los últimos versos que yo le escribo.














miércoles, 12 de enero de 2011

Ríe cuando puedas, llora cuando lo necesites.

Bien...
Ahí me tenéis en uno de esos días en los que nadie te coge el teléfono y las paredes se te echan encima. Yo sé que siempre hay salida, pero saber que todo irá mejor no quita que me sienta hecho una porquería. Pasan los años, los proyectos, los sueños... ¿Recuerdas cómo querías ser cuando eras pequeño? Crecer es darse cuenta de que la vida no es como quisieras que fuera. Todo es mucho más complejo. Responsabilidades, luchas, deberes...  Sonreír cuando no te apetece... Mentir para no hacer daño a la gente que quieres. Fingir cuando perfectamente sabes que te mienten. ¿Merece la pena hacer lo que se supone que debes más veces de lo que realmente quieres? ¿Por qué terminé haciendo lo que todos hacen si se supone que siempre me sentí diferente? He sido un cobarde disfrazado de valiente. Siempre pendiente del qué dirá la gente. Escondo mis miedos para parecer fuerte. Pero ya no más, es hora de ser consecuente porque... Porque creo que lo he visto, amigo, y... Quizá la clave para ser realmente libre sea: Reír cuando puedas y llorar cuando lo necesites. Ser honesto con uno mismo, centrarse en lo importante y olvidarse del ruido. Quizá la clave para ser realmente libre sea: Reír cuando puedas y llorar cuando lo necesites. No obcecarse con los objetivos, tratar de relajarse y vivir algo más tranquilo. Con este tema me hago una promesa: Y es hacer lo que sea para encontrar soluciones, no problemas. Sé que no soy perfecto. Bien, no me castigaré más por no serlo. Voy a aprender a decir que no, a aceptarme como soy, a medir el valor. Porque a veces fui valiente por miedo. Sé que suena extraño, pero ¿sabes qué? Lo peor de todo es que es cierto. Hoy busco dormir a gusto. No suena muy ambicioso, pero créeme, es mucho. Llevo treinta años estudiando la vida. ¿Que no hay mal que por bien no venga? Eso es mentira. Me centraré en lo importante: En mi familia, mis amigos, mi pasión por el arte... Aceptaré que tengo derecho a estar de bajón de vez en cuando, porque estar de bajón es humano. No pienso rendirme ante ningún problema.  Confío en mí y soy capaz de vencer lo que sea. Volveré a caer millones de veces, pero siempre volveré a erguirme.